sábado, 27 de agosto de 2011

21

Que créeme cuando te digo ojalá no fuera como soy,
que ojalá aprendiera de cada error que cometo en vez de volverlo a cometer sin ningún problema,
o que ojalá hiciera más caso a los consejos que sé que llevan razón, 
que ojalá no me costara decidir las cosas importantes, que no tuviera dudas constantemente,
ojalá que hiciera las cosas más fáciles en vez que complicarlas más de lo que debía,
o que ojalá las cosas en mi vida no fueran o blancas o negras sino con una escala de grises de por medio,
que ojalá no la estuviera liando siempre que se me ponga la oportunidad, o que ojalá no me contradijera tanto.
Pero sobre todo que ojalá pudiera cambiar. Aunque todo esto son ojalás, y ambos sabemos que hay cosas que 
por mas que te empeñes....jamás cambiarán




No hay comentarios:

Publicar un comentario